divendres, 26 de desembre de 2008

Canvi climàtic. ¿Perquè ens hauria d’importar?

Canvi climàtic. ¿Perquè ens hauria d’importar?

Extracte del lloc http://comitecontracambioclimatico.blogspot.com//

La escasez de agua o alimentos y la subida de las facturas eléctricas son algunas de las consecuencias del cambio global para los ciudadanos

El cambio climático se debe a la emisión de gases de efecto invernadero por el uso de combustibles fósiles. Más allá de la teoría, repetida hasta la saciedad por expertos y políticos, el fenómeno conlleva una serie de consecuencias irreversibles en la vida cotidiana, desde la escasez de agua y de alimento hasta otras menos conocidas como el incremento de las facturas de suministro de agua, luz y electricidad, la subida de las primas de seguros, o el aumento de las enfermedades tropicales.

"El calentamiento no se puede curar, debemos aprender a vivir con él"

A pesar de las teorías escépticas, alentadas por personajes como el presidente checo Vaclav Klaus, prestigiosos expertos mundiales del clima como Brian Fagan, profesor emérito de la Universidad de California (EEUU), hablan de un "largo verano". En los últimos 420.000 años se han sucedido cuatro eras glaciares, de 100.000 años de duración cada una, con interludios cálidos entre una y otra. Desde hace 15.000 años vivimos el último de estos interludios, en el que ha surgido una novedad: el calentamiento global antropogénico, es decir, producido por la actividad humana.

Algunos de los efectos del fenómeno son ya visibles, pero en general se trata de un problema a largo plazo. Por eso muchos países son reticentes a comprometerse y adoptar medidas para reducir sus emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera. Y es que, aunque éstas se estabilizaran, la temperatura aún tardaría unos cuantos siglos en hacerlo. A Fagan le gusta decir que el calentamiento del planeta "es como una enfermedad crónica: no se puede curar, pero debemos aprender a vivir con ella".

Los efectos sobre los ciudadanos son tanto directos como indirectos

Para Miquel Àngel Rodríguez, investigador del Laboratorio del Clima del Parque Científico de Barcelona, el problema del cambio climático se ha enfocado habitualmente desde el análisis de un efecto sectorial concreto. Por ejemplo, "hay gente que, para ganarse la vida, realiza actividades que dependen de los factores ambientales, como un agricultor, que vive del agua, o un hotelero, cuyo negocio depende del buen tiempo".

Hay, además, un efecto indirecto sobre el ciudadano que ejerce una actividad que, en principio, no parece ligada a factores ambientales. "Si la actividad económica del agricultor deja de ser rentable", prosigue Rodríguez, "dejará de producir, y el ciudadano se encontrará con productos que vienen de fuera, lo cual acabará repercutiendo en su bolsillo".

El cambio climático, en definitiva, puede afectar, ya sea directa o indirectamente, al tipo de vida de cualquier ciudadano. Éstas son algunas de las 10 principales consecuencias del calentamiento.

Las diez razones para tenerlo en cuenta

1. Clima

Huracanes, incendios, sequías, tormentas, olas de calor... La década pasada fue la más cálida de los últimos 1.300 años. En 2003, una ola de calor costó la vida a más de 30.000 personas en Europa. Y la temperatura irá ascendiendo, hasta en seis grados a finales de siglo. Según informes de la ONU, el aumento del nivel del mar, sobre todo cuando se derritan los polos, provocará fuertes trombas de agua, afectando a dos millones y medio de personas al año para el 2080.

Hace unos meses, un estudio publicado en Nature probaba que los ciclones son más feroces ahora que hace 25 años. Cuando el agua se caliente un solo grado más, los huracanes de mayor nivel crecerán un 31%. “El gran cambio en la vida cotidiana de los ciudadanos será que tendrán que integrar las informaciones climáticas de su región y gestionar sus decisiones en función de éstas, a corto y medio plazo”, explica Rodríguez.

2. Consumo

La tendencia climática actual, según cuenta Rodríguez, comportará problemas con el suministro de agua y electricidad. “El ciudadano se verá sometido a riesgos que antes no tenía: no podrá prever cuándo se producirá la próxima sequía u ola de calor que provoque un pico de consumo energético y, por tanto, una caída del sistema eléctrico”, explica.

La producción hidroeléctrica en los países mediterráneos disminuirá, al menos, un 25% en los próximos años, pero nuestra demanda será cada vez mayor. Las compañías tendrán que abonar impuestos por las emisiones provocadas por el petróleo, que será más caro.

Como consecuencia, el ciudadano pagará más por las facturas de suministro de agua, gas y electricidad. Y tendrá que plantearse de forma responsable cómo mejorar el consumo dentro de casa para disminuir la contribución a la emisión de gases de efecto invernadero.

3. Economía

Los costes socioeconómicos ocasionados por las inclemencias meteorológicas y las variaciones del clima se han cuadruplicado en los últimos 40 años, según un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). A los efectos derivados de la pérdida de vidas humanas se sumarán los efectos sobre la economía, sobre todo en los países pobres. A escala global, se calcula que las pérdidas económicas asociadas a desastres naturales han pasado de 131.000 millones de dólares en la década 1970-1980 a 629.000 millones de dólares en los años noventa.

Como consecuencia, se augura una corrección al alza de las primas de seguros o bien que algunos riesgos pasen a considerarse de nuevo como no asegurables, comportando el retiro de la cobertura. En la actualidad, las compañías de seguros sólo pagan un 5% de las pérdidas económicas en Asia y América del Sur y del 10% en África.

4. Alimentos

El investigador del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona Francesc Piferrer publicó este verano un estudio que afirmaba que la temperatura a la que están sometidos los peces durante su desarrollo temprano es lo que determina si será macho o hembra. Carlos Duarte apuesta por la acuicultura cuando llegue el momento en el que no podamos vivir del mar.

Pero la producción de carne también puede peligrar. El biólogo recuerda cuántos litros de agua se necesitan para producir un filete: “¡7.000 litros, una piscina entera!”. Algo totalmente insostenible teniendo en cuenta la escasez de agua.

El vegetarianismo no será una cuestión ideológica, sino una necesidad. Miquel Àngel Rodríguez piensa que en el llamado primer mundo no habrá problemas de abastecimiento de alimentos, porque los traeremos de fuera, aunque a un precio elevado.

5. Especies

Los informes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC) ofrecen cifras desalentadoras: entre el 20% y el 30% de las especies animales y vegetales del planeta se extinguirá irremediablemente si el calentamiento prosigue al ritmo actual. Si están en lo cierto, dentro de 50 años se habrán perdido alrededor de 1,5 millones de especies. Hay cifras aún más pesimistas. El abogado especializado en temas de medio ambiente Sergio Bulat afirma en su libro Planeta frito (Ediciones Urano) que se perderá un 60% de especies en determinadas áreas montañosas para el año 2080.

Hay casos conocidos de especies amenazadas, como el de los pandas o los elefantes, pero también lo están muchos microorganismos que no vemos pero que proporcionan servicios como la limpieza del aire o del agua, un servicio que tendrán que compensarse con trabajo humano y mucho dinero.

6. Agua

“El futuro de la población humana está vinculado la disponibilidad del agua, y cada vez lo estará más”. Lo dice el biólogo galardonado con el Premio Nacional de Investigación Carlos Duarte, que el año pasado participó en la primera expedición española al Ártico. En septiembre pasado se perdió el equivalente al hielo ártico que se ha fundido en los últimos 15 años.

No hace falta ir tan lejos. Una investigación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología señala que los glaciares de los Pirineos, los únicos activos de todo el país, desaparecerán antes de 2050 debido al aumento progresivo de la temperatura, un total de 0,9 grados desde 1890 hasta ahora. La consecuencia del deshielo de los glaciares de montaña, que son una de las principales reservas de agua dulce, es que más de mil millones de personas padecerán restricciones en todo el mundo; no sólo en África o Asia, sino también en los países mediterráneos.

7. Demografía

Según un estudio del Georgia Institute of Technology y de la Universidad de Hong Kong, existe una conexión entre los cambios en la temperatura y las guerras porque esos cambios afectarán a la disponibilidad del agua, la extensión de los cultivos y la fertilidad de los terrenos. Los más perjudicados serán, como es habitual, los países más subdesarrollados, que no tienen medios para adaptarse a esta nueva realidad.

La situación, sin embargo, afectará también a los desarrollados. “Llegarán refugiados, no sólo económicos y ambientales, sino también por distintos conflictos bélicos”, afirma Miquel Àngel Rodríguez. La presión demográfica será brutal y agravará la brecha entre ricos y pobres. “Otra de las consecuencias”, prosigue el investigador del Laboratori de Recerca del Clima, “es que el mundo será más inestable desde el punto de vista político”.

8. Transporte

El Gobierno español está intentando reducir los mayores focos de emisión de CO2, que se encuentran en el sector energético y en el de los transportes. El primero de ellos ya ha entrado en el mercado de derechos de emisión: cada empresa paga su trozo de tarta en función de lo que consuma.

En el caso del transporte, una de las soluciones es reducir el privado mediante el carsharing (“coche compartido”), un sistema de movilidad basado en una flota de coches compartida por muchos ciudadanos. La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, presentó recientemente cifras reveladoras. “Los vehículos privados cuentan con un ratio de ocupación de 1,2 personas por coche. Si aumentase un 10%”, hasta las 1,32 personas, en una ciudad de 250.000 habitantes, “se reduciría el número de vehículos en 16.250, las emisiones de CO2 en 21 toneladas y el espacio ocupado en 50.000 metros cuadrados”.

9. Turismo

La vida cotidiana de los que se dedican al sector turístico y de ocio puede verse afectada de forma indirecta por el cambio climático. Los expertos reconocen que la mayor parte de la actividad turística en España, por ejemplo, depende de si hace o no buen tiempo en verano. Si el tiempo en Europa se vuelve mucho más benigno por el aumento de las temperaturas, será más complicado que la gente venga a España.

Por otra parte, “si en el futuro hay menor disponibilidad de agua”, explica Miquel Àngel Rodríguez, “el factor que antes se sacrificará será el ocio, y el último, el uso doméstico”. Llegará un momento en el que la escasez de agua será muy elevada, pero la demanda lo será también. Y entonces será el ocio el que se verá alterado: balnearios, lugares públicos con grandes fuentes, parques acuáticos y de ocio... “Este efecto se notará en los precios, que subirán, y en la calidad de vida de las personas”, añade.

10. Infecciones

Trastornos respiratorios y digestivos, alergias, enfermedades tropicales... Expertos como el doctor Rogelio López Vélez, responsable de la Unidad Médica Tropical y Parasitología Clínica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, alertan de que la salud humana es extremadamente sensible al clima, sobre todo en el caso de enfermedades de las que son portadores los mosquitos: chikungunya, dengue, malaria o cólera, entre las más conocidas.

Miquel Àngel Rodríguez, del Laboratorio del Clima del Parque Científico de Barcelona, advierte de que estas enfermedades exóticas no son debidas al cambio climático en Europa, aunque sí en África. “Las enfermedades tropicales emergentes hoy en día están relacionadas con el tráfico mundial de viajeros y de mercancías. En el futuro, cuando el cambio climático sea mucho más marcado, sí puede ser que proliferen ciertos organismos”, dice.

http://www.publico.es/ciencias/medioambiente/178963/cambio/climatico

http://comitecontracambioclimatico.blogspot.com/

dimarts, 23 de desembre de 2008

Bon nadal i bon 2009

garv2

Tosts esperem que l’any vinent sigui, si més nó, tant bo com aquest, cosa que és de gran dificultat i enormement complicat amb el personal que ens mana, i no crec que amb el pas del temps millori. Be, ja m’enteneu.

SCGarvey-Christmas

PD; Per si no queda clar l’esperit nalalenc del missatge, no cal que us hi trenqueu el cap, no és gaire important, i el polític tampoc.

divendres, 19 de desembre de 2008

dilluns, 15 de desembre de 2008

Més materials de John Zerzan

compendio_zerzan

Títols que conté el recull d'articles

La catástrofe del postmodernismo.
Esas cosas que hacemos.
Futuro primitivo.
La psicología de las masas del sufrimiento.
Otear el futuro, entrevista a John Zerzan.

http://rapidshare.com/files/122737137/compendio_zerzan.pdf.html

La utopia es posible…

LA_UTOPiA_ES_POSIBLE

Treball de varis autors

El “Proyecto A” (Stowasser)
El anarquismo ya está muy de onda (Bookchin)
Seis tesis sobre municipalismo libertario (Bookchin)
La Federación Municipal de Base de Spezzano Albanese
Una experiencia autogestionaria en Italia (Liguri)

http://rapidshare.com/files/122735228/LA_UTOPiA_ES_POSIBLE.pdf.html

“No logo” de Naomi Klein (2001)

no logo

Naomi Klein (1970) és investigadora i periodista independent de gran influència en el moviment altermundista i del socialisme democràtic.

Per baixar l'obra No Logo

http://rapidshare.com/files/122721578/nologo.pdf.html

Simpson Clàsics

Simpson Clàsics

D'esquera a dreta, Kant, Sócrates, Wittgenstein, Marx, Sartre, Roland Barthes, Nietzsche y Michel Foucault.

dijous, 11 de desembre de 2008

dimecres, 10 de desembre de 2008

dijous, 4 de desembre de 2008

He trobat saltant de pàgina en pàgina ... (3)

10 propostes d'Evo per salvar el planeta

http://latadezinc.blogspot.com/search/label/Evo%20Morales


Morales Ayma planteó diez mandamientos para salvar al mundo, la vida y la humanidad referidos al respeto a la tierra, renuncia a la guerra, relaciones bilaterales sin imposición, agua y tierra como derechos humanos, energías limpias, no a los biocombustibles, servicios básicos, priorizar lo que se produce, promover la diversidad de la cultura y el vivir bien a través de un socialismo comunitario, en armonía y con la Madre Tierra.
El Presidente afirmó que quedan dos caminos para salvar a la humanidad, la vida y al planeta tierra: o se opta por la recuperación de la forma de vivencia, la armonía con la madre tierra y la vida, o seguir el camino del capitalismo y la muerte.
Morales insistió en que la única forma de salvar al mundo es acabar con este modo de pensar que fomenta el egoísmo individualista y la sed de lucrar. Pidió a los pueblos indígenas, campesinos y gobiernos del mundo consumir lo necesario, priorizar lo que producimos y evitar el derroche y el lujo.

"Los grandes efectos de los cambios climáticos no son producto de los seres humanos en general, sino del sistema capitalista vigente, inhumano, con desarrollo industrial ilimitado, por eso siento que es importante acabar con la explotación a los seres humanos y acabar con el saqueo de los recursos naturales", manifestó el Jefe de Estado. "Si se quiere salvar el planeta, hay que terminar y erradicar al modelo capitalista y lograr que el norte pague la deuda ecológica en vez de que los países del sur y de todo el mundo paguen la deuda externa".

En segunda posición, Morales señaló el concepto de denunciar la guerra, la cual trae ganancias para los imperios, las transnacionales y un grupo de familias, pero no a los pueblos. Los millones y millones de dólares destinados a las guerras deberían ser invertidos en la tierra, herida por el maltrato y la sobreexplotación.

En tercer lugar Morales habló de la importancia de alcanzar relaciones de coexistencia y no de sometimiento entre los países en un mundo sin imperialismo ni colonialismo. Son importantes las relaciones bilaterales y multilaterales porque somos de la cultura del diálogo y de la convivencia social, pero esas relaciones no deben ser de sometimiento de un país a otro.

Cuarto: El agua como un derecho humano y de todos los seres vivientes del planeta. Alguien decía que sin luz puede vivir, pero no sin agua, por tanto el agua es la vida, por lo que no es posible que haya políticas que permitan privatizar solo el agua. En ese marco, el Presidente propuso una convención internacional del agua para proteger las fuentes como un derecho humano y así evitar su privatización.

Quinto: Desarrollo de energías limpias y amigables con la naturaleza, acabar con el derroche de energía. En 100 años estamos acabando con la energía fósil que ha sido creada en millones de años. "Evitar que se promuevan los biocombustibles, no se puede entender que algunos presidentes y modelos de desarrollo económico puedan reservar tierras para hacer funcionar automóviles de lujo y no para alimentos del ser humano".
Propuso promover debates con los gobiernos y crear conciencia para que la tierra beneficie a los seres humanos y no sea usada para producir combustibles. Se refirió a pronunciamientos en ese sentido del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional y expresó que, por primera vez, coincide con ambos organismos.

Sexto: Respeto a la madre Tierra. Ningún experto o especialista puede debatir con los dirigentes indígenas sobre el respeto a la madre Tierra, se debe ver cómo influir desde el movimiento indígena a otros sectores sociales, urbanos y rurales para que entiendan que la tierra es nuestra madre.

Séptimo: Los servicios básicos, como el agua, luz, educación, salud, comunicación y transportes deben ser tomados en cuenta como un derecho humano, no puede ser de negocio privado, sino de servicio público.

Octavo: Consumir lo necesario, priorizar lo que producimos y consumir lo local, acabar con el consumismo, el derroche y el lujo. No es entendible que algunas familias solo busquen el lujo, a cambio de que millones y millones no tengan posibilidades a vivir bien. Apuntó que mientras millones de personas mueren cada año por hambre, en otras partes del mundo se dedican millones de dólares a combatir la obesidad.

Noveno: Promover la diversidad de culturas y economías. Somos tan diversos, aunque el movimiento indígena que siempre ha sido excluido está apostando a la unidad en la diversidad. Un Estado plurinacional, donde todos están al interior de ese Estado, blancos, morenos, negros, rubios.

Décimo: No es ninguna novedad el vivir bien, solo se trata de recuperar la vivencia de nuestros antepasados, vivir bien, que no es vivir mejor a costa del otro. Debemos construir un socialismo comunitario y en armonía con la Madre Tierra.

He trobat saltant de pàgina en pàgina ... (2)


«M. Foucault estaría hoy luchando en el movimiento antiglobalización» Juan Pastor

http://latadezinc.blogspot.com/2008/11/mi-foucault-estara-hoy-luchando-en-el.html



24 años después de su muerte el filósofo Michel Foucault (1926 - 1984) sigue hoy dando casi tanta guerra como la dio en su breve pero agitada vida. Su obra ha inspirado el ensayo de los profesores de psicología Juan Pastor y Anastasio Ovejero, Michel Foucault, caja de herramientas contra la dominación, editado por la Universidad de Oviedo, y que pretende reivindicar el lado más libertario de este gran pensador del siglo XX.


¿Fue Foucault el filósofo de mayo del 68?
-Es posible que ahora sea visto así, pero en mayo del 68 él no estaba en París, sino en Túnez. Sin embargo, su filosofía germina en el mismo terreno libertario y anti-autoritario de mayo del 68, y, de hecho, terminó convirtiéndose, junto con Jean Paul Sartre, en la cabeza más visible de la nueva izquierda inconformista post 68.
-En el libro habla de la rivalidad entre Sartre y Foucault
-Parafraseando el título de un libro de Foucault, Las palabras y las cosas, podríamos decir que las cosas terminaron uniendo lo que las palabras, y cierta envidia, habían separado. Foucault escribió «Las palabras y las cosas», que es su peor libro y su obra más estructuralista, contra Sartre, el padre al que había que matar. Los estructuralistas, entre los que apenas había filósofos, vieron en Foucault a su mesías, al filósofo que iba a destronar a Sartre como patriarca de la intelectualidad francesa. Su polémica con Sartre le vino muy bien a Foucault, que se aprovechó de ella para convertirse en el joven filósofo candidato al trono del maestro. Pero su experiencia en Túnez, donde Foucault será testigo de la represión de la dictadura contra las revueltas estudiantiles, le hizo concienciarse políticamente. Y al pasar a las trincheras políticas, al pasar de las palabras a las cosas, continuamente se encontrará con Sartre, mostrando que era más lo que les unía que lo que les separaba.
-Representaban dos modelos muy diferentes, casi opuestos, de intelectual.
-Sartre era un intelectual universal tipo Voltaire. Foucault, por el contrario, fue un «intelectual específico», un analista de lo que ocurre hoy, y no un profeta de lo que va a suceder mañana. Al principio casi ni se miraban, tenían una relación muy fría, pero la lucha a pie de calle acabó por unirlos. Es más, Foucault será uno de los que llevará a hombros el cuerpo sin vida de Sartre en el multitudinario entierro del filósofo. Foucault siempre quiso ser Sartre, pero como era un pensador «a la contra», su primera rebelión tenía que ser contra quien encarnaba la filosofía dominante en aquel momento: el mismísimo Sartre.
«Foucault es un filósofo, pero puede ser reivindicado desde otras disciplinas como la psicología, las ciencias sociales? Su labor fue en muchos casos más cercana a la de un historiador que a la de un filósofo, se encerraba en un archivo y se pasaba allí meses sacando información para sus trabajos.
-Foucault tiene muchas caras. Una de ellas es la de un ratón de biblioteca dedicado a rastrear históricamente las vidas de personajes infames (criminales, locos, pervertidos). Cuando publicó Historia de la locura le criticaron, con razón, haber escrito el libro sólo a través de la documentación hallada en archivos, sin hablar con un solo loco. No volverá a cometer semejante error, y para Vigilar y castigar funda el Grupo de Información sobre las Prisiones, donde lo que hace es, fundamentalmente, escuchar a los presos (el objetivo no es ser la voz de los presos, sino su «altavoz»). He aquí otro ejemplo del paso de Foucault, en la década de los setenta, de las palabras a las cosas.
-Ya que habla de las relaciones entre la obra de Foucault y los movimientos sociales, ¿de qué modo influyó «Historia de la locura» en el movimiento anti-psiquiátrico?
-Yo diría que fueron dos árboles cuyas ramas se entremezclaron pese a que sus raíces permanecieron bien diferenciadas. Foucault comparte con la antipsiquiatría su crítica a los hospitales psiquiátricos, pero no así sus terapias alternativas (psiquiatría social, psicología comunitaria, terapia sistémica?). Para los médicos antipsiquiatras (en realidad, psiquiatras antimédicos) la «locura» exigía un mejor tratamiento (terapia social y no farmacológica, pues asumían que el origen de la patología residía en una inadecuada adaptación del sujeto a su entorno social). Para Foucault, por el contrario, la locura era una experiencia a reivindicar. El problema reside en que están hablando de cosas distintas; mientras Foucault habla de genialidad artística (Nietzsche, Hölderlin, Van Gogh, Dalí, Artaud o nuestro Leopoldo Panero), los antipsiquiatras hablan de esquizofrenia. No obstante, Foucault está encantado con que la antipsiquiatría utilice su libro como una herramienta crítica contra la represión psiquiátrica, dentro de una corriente libertaria y antiautoritaria que él también suscribe. Lo dicho, planteamientos radicalmente distintos que acaban combatiendo en el mismo bando antiautoritario: los movimientos sociales de los años sesenta.
-Precisamente su libro se titula caja de herramientas contra la dominación?
-Es él mismo el que define su obra como una caja de herramientas crítica. En su obra Foucault analiza cómo se ha construido el presente, cómo se ha construido nuestra subjetividad occidental, cómo aquello que se nos presenta como natural (la locura, la delincuencia, la sexualidad, nuestra forma occidental de pensar?) tiene una génesis histórica. Él se dedica a analizar esta génesis, pero sin proponer nada. Por eso dice que su filosofía es una caja de herramientas: cada uno de sus libros es un martillo que puede servir tanto para derribar una pared como para construirla.
-No se definía como marxista, pero su trabajo tiene bastante que ver con la labor de Marx.
-Foucault se hizo anticomunista tras por haber militado en su juventud en el Partido Comunista Francés, el más dogmático y estalinista de Europa. Por otro lado, no debería ser fácil para un homosexual burgués como él estar en un partido como ese. Recordemos también su expulsión de Polonia por un romance con un joven policía... Sin embargo, su filosofía efectivamente está muy cercana a la de Marx, hay un evidente aire de familia entre ambos, pues los dos estudian cómo se ha construido el presente, aunque Foucault se expresa en un lenguaje que no es marxista ni comunista, sino postmoderno y anarquista-libertario.
-Foucault es además un filósofo del poder, un poder que ya no sólo es el económico o el político?
-La «trampa del poder» está en quedarnos sólo con lo más visible de este, con la punta del iceberg (la represión grosera). Foucault nos dice que todos ejercemos, de un modo u otro, poder sobre los demás. Además también nos muestra que el poder no sólo reprime o castiga, sino que, ante todo y sobre todo, el poder construye? En definitiva, que el poder no es tanto lo que nos impide ser lo que queremos ser, sino esa sutil tecnología que nos hace ser lo que somos (y, más importante aún, desear ser de esa manera y no de otra).
-Algunos critican que esa visión foucaultiana del poder como algo disperso nos hace perder de vista los auténticos centros de poder político y económico.
-Todos ejercemos poder, en cierta medida; pero es evidente que unos ejercen más poder que otros (George Bush ejerce infinitamente más poder que tú y yo, que ejercemos nuestra cota de poder desde los medios de comunicación o desde la Universidad). Foucault fue siempre muy crítico con el poder del estado y no quiso minusvalorarlo, pero también veía claramente dos cosas: una, que lo que hace al poder poderoso es creer que el poder reside únicamente en el Estado; y dos, que la crítica ha comenzar siempre con una autocrítica. A fin de cuentas, el mundo es como es porque nosotros somos como somos, pensamos como pensamos y vivimos como vivimos.
-¿Qué sentido crees que puede tener reivindicar hoy día a Foucault?
-El siglo XXI, que se inicia el 11 de septiembre de 2001, no ha comenzado bien para los amantes de la libertad. En este contexto, no sobran relatos de vidas no fascistas. Y eso es mi libro: el relato de una forma de vida no fascista.
-¿Cómo crees que habría evolucionado políticamente Foucault de haber seguido vivo? Muchos de aquellos jóvenes filósofos radicales terminaron abrazando posiciones liberales.
-Quiero pensar que no habría sido el caso de Foucault, pero eso es entrar en el terreno de las hipótesis. No sé qué habría hecho el Foucault real, pero el que yo he construido en mi libro estaría participando en el movimiento antiglobalización, luchando por la libertad y contra la dominación. No sé qué hubiera pensado Foucault del Foucault que yo he creado en mi libro; tampoco me importa demasiado.

He trobat saltant de pàgina en pàgina ...

john zerzan

Llibres de John Zerzan en zip

Del lloc http://tierraverde.entodaspartes.net/author/tierraverde/

John Zerzan es un filósofo y autor anarquista y primitivista estadounidense. Sus trabajos critican la civilización como inherentemente opresiva, y defienden la vuelta a las formas de vida del cazador-recolector prehistórico como inspiración para la forma que debería tener una sociedad libre. Sus críticas se extienden a la domesticación, el lenguaje, el pensamiento simbólico (como las matemáticas) y el arte, así como el concepto del tiempo.

Nacido en 1943 en Oregón, de padres inmigrantes de la región checa de Bohemia, estudió Historia en la Universidad de Stanford; posteriormente intentó realizar una tesis doctoral en la Universidad del Sur de California pero lo dejó antes de completarla.

Tras una vida de activismo tendente cada vez a posturas más radicales, saltó a la fama en 1995 tras una entrevista a página completa en el New York Times. Otro evento significativo que le hizo formar parte de cierta vanguardia ideológica fue su relación con los miembros que llevaron adelante los grupos de acción directa más radicales en las protestas en contra de la Organización Mundial del Comercio en 1999, en Seattle, conocidos como Black Bloc.


libros que se destacan y van en el paquete:


-esas cosas que hacemos
-futuro primitivo
-la catastrofe del postmodernismo
-la psicologia del sufrimiento de masas
-otear el futuro
-por que primitivistas
-quien mato a ned ludd

http://rapidshare.com/files/122278195/zerzan.zip.html
http://rapidshare.com/files/122278195/zerzan.zip.html

No Comments

dimecres, 3 de desembre de 2008